• Agencia de comunicación corporativa on y offline | Gabinete de Prensa
14Abr2016

¿Tienes ya tu elevator pitch?

No es una moda ser capaz de presentarte en 20 segundos, es una realidad y se llama elevator pitch.

Este anglicismo tiene su origen en las presentaciones de nuevos proyectos a posibles inversores o accionistas, en las que hay que explicar de forma concisa y diferenciadora tu producto o empresa. En España está ya muy consolidado y se practica de forma habitual en reuniones de networking.

El caso es que me hace pensar en esa idea ya muy conocida de “la primera impresión es la que vale”. No se si será 100% correcta, porque puedes tener una segunda oportunidad, pero en los negocios donde todo va a velocidad relámpago, quizás no tengamos esa otra posibilidad de explicar quienes somos de verdad, que puede ofrecerte mi empresa o sencillamente que mi actitud guste.

Más allá de conquistar a un inversor, me gustaría compartir contigo otros usos que yo estoy dando a los 20 segundos de presentación de mis servicios, porque creo que son muchas las ocasiones en las que no tenemos casi tiempo para presentarnos pero en las que la comunicación eficaz de nuestro mensaje es vital.

Primero te diré que hay mucho escrito sobre como hacer un buen elevator pitch. Yo te resumo lo que hago y le recomiendo a mis clientes y contactos: tienes que escribirlo, luego leerlo en voz alta para ver si suena convincente, después volver a leerlo de nuevo cronometrándolo y si son más de 20 segundos, revísalo y ajusta las palabras que te sobren. A partir de aquí, toca ensayar y apréndertelo de memoria para contarlo cuando lo necesites. La versión 20 segundos es la más difícil. Hay otras de 30 segundos y de un minuto pero esas ya serían “pan comido” :-).

Este es el mío grabado en vídeo (gracias a la empresa Medif) que aunque no es perfecto, hay que revisarlo y actualizarlo de vez en cuando, te ayudará a ver que se puede decir lo más importante en tan poco tiempo. Fue hecho en una sola toma  sin repetir y con los veinte segundos justos. Es decir, simulando una situación real ya que solo tienes una oportunidad, como decíamos antes:

El Elevator Pitch, tu tarjeta de presentación

Ya tienes tu mensaje muy breve asimilado. Pues ahora veamos donde puede serte útil, más allá de los momentos de networking:

  • Entrevista en un medio de comunicación – Lo más complicado es la primera pregunta que te hacen en una entrevista en directo en televisión o radio que suele ser en un 99% ¿qué ofrece tu empresa? Es el momento de contar lo que has preparado, el resumen conciso, con las palabras justas para que entiendan lo que haces  pero se queden con  ganas de saber más. El directo pone nervioso a cualquiera, así que créeme que si llevas ensayadas tus primeras palabras, será mucho más fácil “arrancar”.
  • Comidas de negocios  – Tienes que darte a conocer, eres un invitado en una mesa de varios comensales, pero no quieres interrumpir demasiado la comida. Es mucho más apetecible generar una conversación agradable que “vender tu libro”. Si tu presentación llama la atención, habrá intercambio de tarjetas más tarde y consultas posteriores.
  • Darte a conocer  – Puede usarlo también para presentarte a un profesional interesante, una celebrity a la que acercarse o un influencer al que sigues y retuiteas a menudo. Esta es mi ocasión favorita porque no todo es negocio y es un gusto entablar conversaciones con profesionales a los que admiras y no les tienes como objetivo de ventas. No obstante, un breve mensaje de presentación no sobra 😉
  • Y por supuesto en un ascensor – Imagina que ves al CEO de una empresa al que vienes persiguiendo los últimos meses. No puedes perder la ocasión pero tampoco puedes avasallar. Utiliza tu elevator pitch en el formato que le da su nombre (elevator, ascensor en inglés) y practica aunque no te haga ni caso.
El elevator pitch no sirve solo para vender, también para ofrecer una buena imagen de marca o personal Clic para tuitear

Hace poco leí en el libro “La semana laboral de 4 horas” (un bestseller para trabajar más productivamente y conseguir a cambio más tiempo libre) una idea que me encantó y comparto: fracasa y fracasa mejor. Primero fracasarás con un intento pero aprenderás sobre él y las siguientes veces lo harás mejor ¡Toca practicar y mejorar tu elevator pitch!

Si te apetece compartir tu experiencia en este campo, encantada de poder leerte y aprender.

2 COMMENTS to "¿Tienes ya tu elevator pitch?"

  1. Responder Pepe 24/04/2016 at 8:08 am

    Felicidades por el artículo Merche.

    No me había parado a pensar que un elevator pitch bien preparado pudiera emplearse a modo de navaja suiza, es decir que tuviera tanta versatilidad.

    Alabo tu visión y espero seguir aprendiendo un poquito más sobre comunicación con tus post ya que yo soy ajeno a este mundo.

    Un saludo

    • Responder Merche Palomino 25/04/2016 at 3:24 pm

      Bienvenido a este blog Pepe :).
      Me he encontrado con bastantes empresas a las que les he pedido hacer el ejercicio de definir su empresa en pocas palabras y no han podido hacerlo porque no sabían como resumir “todo” lo que ofrecen. Error, primero porque deberías tenerlo preparado ya que te dedicas a los negocios y segundo porque no hay que contar todo, solo aquello que llame lo suficiente la atención como para pedirte una tarjeta o concertar una reunión posterior.
      Pero la buena noticia es que solo necesita práctica para que esté al alcance de cualquiera ;).
      Gracias por tu contribución! Un abrazo

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Login to your Account